jueves, 25 de julio de 2013

Dak naengchae, 닭 냉채.

Ahora con este calor suele apetecer algo un poco más fresco y las ensaladas frías suelen ser platos socorridos y disfrutados. Por ello para sobrevivir al calorazo, aquí está una receta de una ensalada fría de pollo, 냉채,  servida con una salsa de ajo al estilo coreano. Una de las novedades que nos aporta esta ensalada a nuestras ensaladas típica es la preparación del pollo, que al hervirlo con otros ingredientes se consigue un ligero toque distinto al sabor. Respecto a uno de los ingredientes, la pera asiática, se puede sustituir por pera de conferencia o manzana dulce. El aderezo utilizado es una salsa de ajo coreana con un sabor fuerte, que a pesar de todo el vinagre, el azúcar consigue un toque dulce que acompaña muy bien al ajo. Con poca salsa se consigue dar sabor a bastante ensalada.
Si no eres fanátic@ del ajo, la salsa de mostaza con miel también combina muy bien con este tipo de ensaladas :P

 

Ingredientes
Cantidad
Lechuga
3-4 hojas
Cebolla verde
1
Zanahoria
1
Pera asiática
1/2
Pepino
1
Pechuga de pollo
1 grande
Jengibre
1 trozo mediano
Ajo
4-5 dientes
Pimienta negra
6-7 semillas
Vinagre
4 cucharadas
Azúcar
2 cucharadas


Elaboración:

Empezaremos preparando la pechuga, de normal se hierve con algunos ingredientes para mejorarle el sabor, pero también podemos hacerla a la plancha. Para hervirla, prepararemos media cebolla verde junto al tallo, jengibre pelado, 2-3 dientes de ajo pelados y los granos de pimienta negra. Añadimos la pechuga y las verduras cuando el agua empiece a hervir y lo dejamos cocinarse durante unos 35 minutos. Una vez esté preparada, cortamos la pechugas en tiras y guardamos el caldo para algún otro plato.

 

En cuanto al resto de verduras, la zanahoria la cortamos en tiras finas.


La cebolla la cortamos en tiras y la lavamos con agua fría.


El pepino, lo lavamos primero con agua fría con sal para que quede más crujiente, y después cortamos los bordes y los hacemos tiras. El corazón del pepino lo desecharemos (o comeremos cocinando xD).


La pera la cortamos también en tiras.


La lechuga la podemos dejar entera o cortar en trozos más pequeños para que sea más fácil comerla.


Para la salsa de ajo coreana, en un recipiente añadimos 4 cucharadas de vinagre, 2 cucharadas de azúcar, 3-4 dientes de ajo picados y un poco de sal. Lo mezclamos bien, si vemos que el azúcar no se acaba de disolver, podemos añadir una o dos cucharaditas de agua.

 


Para la presentación en la mesa, podemos servir todo mezclado en un gran recipiente o servirlo todo en un platito y que cada uno se ponga al gusto (por ejemplo, a mí no me acaba de gustar del todo la fruta en la comida...). Y ya sólo es echar la salsa por nuestra ensalada fresquita y disfrutar de la comida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario